[PRENSA] ONG trabaja en potenciar a clubes de barrio y la equidad de género

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

En Fundación Clubes trabajan en valorizar a los clubes amateur como centros de encuentro comunitario y buscan reforzar presencia femenina.

 

Claudio Morales
La Estrella de Valparaíso

La Fundación Clubes viene trabajando hace un tiempo con entidades deportivas amateur de la región, pero este año han intentado darle un marco más formal a su accionar como ONG, ya que la idea es impulsar a los clubes de barrio para que puedan potenciar sus organizaciones y cumplir un rol relevante dentro de su comunidad.

 

Y es que las agrupaciones deportivas ofrecen no solo un espacio físico muchas veces para practicar alguna disciplina, sino que son parte importante del tejido social, más en tiempos difíciles como son los actuales. Varios de estos clubes de barrio han sido contactados por esta Fundación, y su director José Bezanilla, dice que lo primero que han encontrado en ellos «es mucha pasión y amor, principalmente por la formación de los niños y niñas, lo que no nos sorprende en todo caso, pero sí es digno de destacar que estos clubes permiten encontrarse en espacios de igualdad a estos deportistas desde que parten. A esta gran labor pienso que no se le da la relevancia que merece, y eso lo queremos subsanar nosotros».

 

Dentro de estos espacios de igualdad, las mujeres están demandando mayores lugares para expresarse dentro de los clubes y el deporte. En ese sentido, la Fundación Clubes puso a disposición a través de plataformas digitales en tiempos que han sido de confinamiento, diversos cursos y charlas a través de los cuales, «se abordan temáticas de perspectiva de género, y cómo integrarlas a los clubes deportivos, además de la prevención de lo que es la violencia de género. Es un programa de formación que denominamos ‘Nosotras Marcamos'», cuenta Bezanilla, resaltando que la gran mayoría de los que se han inscrito son mujeres, pues han tenido acceso a escuchar a destacadas deportistas como la seleccionada de fútbol María José Rojas y la basquetbolista Thiare García, quien también ha defendido a Chile en su disciplina.

 

Esta Fundación también está en pie para postular a fondos concursables, para por ejemplo, llevar a cabo una iniciativa similar enfocada en los clubes de la Asociación de Básquetbol de Valparaíso.

 

Faltan entrenadoras

Para no quedarse solo en el discurso la Fundación Clubes tiene entre sus miembros a Ana Valenzuela, quien es la encargada del tema de la equidad de género, y es la indicada para gestionar la perspectiva femenina en la labor que hace esta ONG con los clubes.

 

Y si en los clubes de fútbol profesional ya los equipos femeninos se sienten muy postergados, en las entidades amateur es mucho más marcada esta discriminación, «porque de partida cuentan con muchos menos recursos, los cuales se priorizan a las ramas femeninas. Por eso las chicas no tienen ni uniforme propio, o tienen que comprarlo ellas mismas, o si no, jugar con las camisetas recicladas de los equipos masculinos y juveniles. Conocimos la realidad de un club profesional como Audax Italiano, donde se daba esa realidad. Son hasta distintos los tickets para los partidos de hombres y de mujeres», comenta Ana Valenzuela.

 

Se conoció en Palestino hace poco, el tema de acoso sobre jugadores de un integrante de un cuerpo técnico. Y es que la presencia de entrenadoras mujeres en equipos femeninos no abunda, como lo ha comprobado la actual jugadora del club de futsal viñamarino Cementista, ya que según dice, el mundo de los Dts, «sigue siendo muy masculino, tal vez en el básquetbol la diferencia no es tan abismante, pero en el fútbol por ejemplo, para que una mujer llegue a entrenar a un equipo, y no solo ser ayudante, se le exige mucho más, que esté certificada, mientras a los hombres, solo que hayan jugado fútbol es motivo para que les pasen un equipo y lo entrenen».