Juan I. Bruera, dirigente argentino: “Un club de barrio brinda contención educativa y deportiva”

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
En el podcast #IdeasParaClubes, el joven dirigente trasandino abre el debate y señala que «los gobiernos neoliberales  vienen a pensar a los clubes de barrio como una unidad de negocio y no como un bien público». En un nuevo podcast Titular #IdeasParaClubes, abordamos el significado de ser un club de Barrio en Argentina. Juan Ignacio Bruera, dirigente de OSECBA (Observatorio Social y Económico de Clubes de Barrio y Entidades Afines) y también miembro de la comisión directiva del club Franja de Oro, conversó con Fundación Clubes del partido más grande que se juega en los barrios argentinos: El rol social de los clubes de barrio.   Lo evidente es pensar que la importancia de los clubes de barrio en toda Latinoamérica tiene una relevancia muy grande. En el caso de Argentina no hay dudas. Desde el Presidente, Alberto Fernández hacia abajo, la fortaleza que los clubes tienen es enorme por el rol que cumplen en la sociedad y el territorio.   Juan Ignacio nos contó la tarea que llevaron adelante y lo que resignificaron en la Ley de Clubes de Barrio y Pueblo: “En OSECBA logramos empujar para promulgar esta ley, la intención era darle una formalidad a casi más de 100 años de historia”.   La importancia de esta formalidad pone en una altura al rol y la esencia de los clubes. “Ante la ausencia del Estado, los clubes se hicieron cargo de la formación cultural y deportiva. Luego de varios años le comenzamos a dar una nomenclatura, no estábamos regidos bajo ninguna ley y así logramos vincularnos con los más de 20.000 clubes que existen”, resume.  
 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Fundación Clubes (@fundacionclubes) el

¿Qué fue lo que lograron? Hacer frente a demandas históricas, luchar contra las sociedades anónimas deportivas y la oleada que pretendía quedarse con los espacios para negocios inmobiliarios. Esa lucha que dieron tuvo resultados y consecuencias. “Justamente las demandas venían a contrarrestar las ideas de estos gobiernos neoliberales que vienen a pensar a los clubes de barrio como una unidad de negocio y no un bien público, la fuerza de los dirigentes pudo frenar eso”. Un censo de Clubes de Barrio. “Los datos relevantes del Censo nos permitieron conseguir información para discutir políticas públicas concretas, además de tener una radiografía de los clubes  que son dinamizadores de la economía con 20.000 clubes, 16.000.000 de personas circulan por un club al año y 9.000.000 de personas realizan actividades deportivas y más de 1.000.000 de niños y abuelos que venían a asistencia de comedor y asistencia de violencia de género, no nos pusimos a discutir sobre el cono, la pelota, la camiseta, si no que a decir que somos un sector que tenemos esto y le entregamos esto al país”.   ¿Cómo es un club de barrio en Argentina? Como dirigente de Franja de oro, Juan lo explica con total sensatez y realidad,  “Un club brinda la contención educativa y la contención deportiva, el deporte en argentina pasa por los clubes de barrio. Nosotros siempre decimos: para que exista un Manu Ginobili tiene que existir un club de Barrio; para que exista un Messi, tiene que existir un club de barrio”. Para los de azul y amarillo, que fueron cuna de grandes futbolistas como Pipi Romagnoli, el club es un espacio único: “El club es el encuentro del barrio, no solo de lo deportivo, sino de lo social, cuando entras a un club, el abogado deja de ser abogado y el barrendero deja ser barrendero”.