Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin
En el primer podcast Titular #IdeasParaClubes de Fundación Clubes junto a Diario Titular, el tema fue Equidad de Género, que tuvo como invitada a Catalina Carillo, jugadora de Universidad de Chile. La importancia de uno de los pilares fundamentales de la sociedad como lo son los clubes, escuelas y agrupaciones deportivas para Catalina sólo vienen a reafirmar el partido que estos juegan: El rol social de los clubes barriales es muy importante para empoderar a mujeres y niñas, el fútbol es para todas y todes y la base está en los barrios, en la cancha de los días domingo”.     En relación a la institucionalidad que rige el futbol profesional femenino, la delantera acusa abandono , “El integrar la perspectiva de género es de una gran responsabilidad. Hemos avanzado y se ha mejorado, creo que seguimos en un abandono institucional de parte de la ANFP”,  y si a eso sumamos el poco interés por el desarrollo de esto “La Anfp debiera exigirle a los clubes tener una rama femenina, ir de preliminar, es querer que esto crezca” .   Como se va integrando la perspectiva de género es una de las mociones que se escuchan, como vamos al área chica con la inclusión efectiva de la mujer en el futbol, para la jugadora de la Universidad de Chile el diagnóstico es claro, “El machismo viene desde muy arriba, se necesita una cuota de género a nivel deportivo y dirigencial, que trabajen de la mano con nosotras, no todos son Harold Mayne Nicholls que quieren que el futbol femenino crezca, hay muchos Jadues que no lo quieren”    
El rol social de los clubes barriales es muy importante para empoderar a mujeres y niñas.
  Una de las mayores causas de abandono de las mujeres y niñas de la práctica deportiva provienen desde el mismo entorno. Catalina, una activista reconocida en el medio, propone seguir visibilizando la orientación sexual de las jugadoras,  El tabú familiar es que te digan que serás marimacha, lesbiana y esto tiene que ver como visibilizamos nuestra orientación sexual y ahí los hinchas se van dando cuenta que sus hijas pueden estar ahí. Esto va de la mano con el activismo que se realiza en un ambiente muy reprimido y lo mejor que podemos hacer es meterle un golazo al patriarcado”, señala.     En cuanto a los partidos que se juegan afuera de la cancha, la jugadora reconoce el rol que tienen como deportista para la sociedad. La responsabilidad social como jugadoras y jugadores es tremenda, muchos niñez nos ven como referentes, nos siguen y lo que nosotros decimos, genera realidad, y no tener conciencia social es atentar contra todo lo que es el fútbol. El fútbol siempre ha sido político, hay que abrir los espacios donde el fútbol pensante es la clave y si yo puedo hacer que la persona que me sigue vea las cosas con un punto de vista distinto, creo que ganamos un partido gigante», concluye.